Cómo calcular tu Huella Ecológica

Cómo calcular tu Huella Ecológica

divisionhuella

De la misma forma que al caminar dejamos nuestra huella, nuestro modo de vida deja una huella ecológica, es decir, provoca un impacto ambiental determinado.

En la actualidad nadie pone en duda la responsabilidad del hombre en la contaminación del planeta y en el agotamiento constante y progresivo de los recursos naturales. Puesto que urgen soluciones que ofrezcan un poco de luz a tan oscuro problema, es necesario crear una conciencia ecológica individual que nos haga adoptar acciones sostenibles en nuestra vida cotidiana.

La huella ecológica es una medida indicadora de la demanda humana que se hace de los ecosistemas del planeta poniéndola en relación con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos. Representa «el área de aire o agua ecológicamente productivos (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) necesarios para generar los recursos necesarios y además para asimilar los residuos producidos por cada población determinada de acuerdo a su modo de vida en específico, de forma indefinida».

El objetivo fundamental de calcular las huellas ecológicas consiste en evaluar el impacto sobre el planeta de un determinado modo o forma de vida y compararlo con la biocapacidad del planeta. Consecuentemente es un indicador clave para la sostenibilidad.

La ventaja de medir la huella ecológica para entender la apropiación humana está en aprovechar la habilidad para hacer comparaciones. Es posible comparar, por ejemplo, las emisiones producidas al transportar un bien en particular con la energía requerida para el producto sobre la misma escala (hectáreas).

El cálculo de la huella ecológica es complejo, y en algunos casos son imposibles, lo que constituye su principal limitación como indicador; en cualquier caso, existen diversos métodos de estimación a partir del análisis de los recursos que una persona consume y de los residuos que produce.

Clemente Álvarez de Ecolab ha escrito una maravillosa entrada explicándonos paso a paso cómo se calcula la huella ecológica.

Aquí un extracto:

La huella ecológica se suele medir en hectáreas globales (hag) por habitante y año. Es una estimación de la superficie que se necesita para producir los recursos consumidos: la superficie de campos para cultivar los alimentos y la fibra para ropa, la de los pastos para el ganado, la del mar para sostener las capturas de pesca, la de bosque para producir la madera y pulpa, o la utilizada para construir encima ciudades, carreteras o cualquier infraestructura. No tiene en cuenta el uso de agua u otros impactos generados por el consumo (como la contaminación o la pérdida de biodiversidad).

De forma muy simplificada, esta particularidad de la huella ecológica obliga a realizar un balance de las importaciones y exportaciones de los diferentes productos y traducirlo en CO2 (una medición estimativa, pues no se tiene en cuenta que en cada país del que se importan productos se usa un tipo de energía con diferentes emisiones de CO2). De esta forma, se obtiene una determinada superficie forestal necesaria para compensar todas las emisiones de CO2, que hay que añadir al resto de espacio productivo usado en el territorio para extraer la madera, los cereales, el pescado, la leche, la ropa…

[…]

El resultado final de la huella ecológica es una cantidad de hectáreas globales por habitante y año. Claro que no es lo mismo una hectárea de bosque, una de árboles para compensar CO2, una de pastos o una de ciudad. Lo que se hace es ponderar cada tipo de superficie a través de un factor de equivalencia(1) y la suma se expresa en hectáreas globales. Como detalla Calvo, en realidad la hectárea global no existe en ningún sitio, pues representa la productividad biológica media en el planeta.

HUELLA ECOLOGICA

 

Vía Diario Ecología

¿Qué es y cómo hacer composta?

¿Qué es y cómo hacer composta?

finished-compost-520x346

El material orgánico es todo aquel material que se pudre, como la hojarasca, desperdicios de comida, estiércol, plumas, yerba o pasto, etc. Un ejemplo claro de composta lo realiza la misma naturaleza. Si observas bien, las hojas que caen de los árboles, flores, y frutas; un tiempo después de que están en el suelo comienzan a descomponerse hasta que se vuelven tierra nuevamente.

 

¿Y para qué me sirve a mí hacer composta?

Primero. Para no tener los desperdicios ni la basura regada o mosqueándose.

Segundo. En lugar de comprar abono en el cual voy a gastar, mejor lo hago yo con los desperdicios.

Tercero. Ayudo a cuidar el ambiente, además de que me deshago de la basura obteniendo un beneficio y un excelente fertilizante que me sale gratis.

¿Por qué utilizar composta?

Para la agricultura, se ha vuelto necesaria la adición de fertilizantes y plaguicidas para obtener una mayor producción en la siembra. La adición de fertilizantes y agroquímicos, además de implicar un gasto adicional para los productores, ha ocasionado problemas de contaminación al suelo, a los cuerpos de agua y a la salud. Esto ocurre cuando llueve y estas sustancias son llevadas por las corrientes a los cuerpos de agua o se infiltran al subsuelo.

Además, en nuestras casas, la materia orgánica se va al basurero, mezclándose con otros desperdicios, y finalmente va a un tiradero produciendo así contaminación.

De los desperdicios de nuestras casas, el 40% es material orgánico, y si nosotros evitamos que se vaya al basurero haciendo composta, ayudaremos a evitar contaminar el agua y el suelo.

Algo muy importante que debes saber acerca de la composta:

La composta provee los tres elementos esenciales para la vida de las plantas:

  • Nitrógeno
  • Fósforo
  • Potasio

Además de otros elementos y algunos minerales que son indispensables para la fertilidad de la tierra.

Beneficios que da al suelo la composta

  • Retiene la humedad del suelo
  • Permite el paso del aire
  • Controla la erosión
  • Mejora la estructura del suelo
  • Adherimos más materia orgánica al  suelo
  • Tendremos menos necesidades de usar  fertilizantes
  • Las plantas crecerán más saludables
  • Ayudamos a conservar el ambiente

Materiales que se pueden usar para hacer composta

Los materiales orgánicos que puedes usar para hacer composta pueden ser de origen vegetal o animal.

Vegetal:

  • Hojarasca, pasto o hierba
  • Aserrín
  • Ceniza

Desperdicios de la cocina como:

  • Cascara de fruta
  • Fruta hechada a perder
  • Tortillas con moho
  • Sobras de comida

Animal:

  • Estiércol
  • Vísceras
  • Pelo

¿Cómo hacer la composta o abono orgánico?

  • Existen diferentes formas de hacer los composteros, dependen del espacio que tengas de terreno y los materiales con que cuentes
  • Hacer un hueco en el patio de 1m de profundidad y 60cm X 60cm de lado.
  • Usar un tambo o botes grandes y quitarles el fondo y la tapa y hacerle huecos alrededor.
  • Hacer una caja de madera sin fondo con las mismas medidas que el del hueco.

¿Cómo voy haciendo la composta?

  • Junta el material orgánico que se produzca en tu casa.
  • Agrega una capa de este desperdicio al compostero.
  • Agrega una capa de tierra del jardín.
  • Rocía con agua lo que acabas de poner, pero cuidando que no quede muy mojado, solo húmedo.
  • Tapa él tambo o la caja con una lona o lo que se le parezca, cuidando de que cuando llueva no le vaya a entrar agua a tu composta.

¿Cómo resolver algunos problemas que se pueden presentar?

La composta escurre agua con olor. Se debe a que estás poniendo muchos desechos orgánicos en una sola capa o con la lluvia se ha mojado. Lo que debes hacer es agregar más tierra, hacer más chicas las capas de materia orgánica, y revisar que la lona esté bien puesta.

La composta se ve seca. Añade un poco de agua, no pongas mucha.

No hay mucha materia orgánica para poner. Disminuye la capa de tierra.

Hay muchos desechos orgánicos para poner. Haz las capas que sean necesarias pero NO EXCEDAS DE 5 cm tu capa de desechos orgánicos

Entre los 3 y 5 meses, dependiendo del cuidado que le des, tendrás tu composta lista y la podrás usar para sembrar hortalizas, plantas de ornato o simplemente la agregas al suelo.

Compost – Good For Your Veggies, Good For The Environment.

 

composta-casera

Vía: Diario Ecología

Cómo tener un San Valentín ecológico

Cómo tener un San Valentín ecológico

Si el día de San Valentín es un día importante para ti o uno de los que amas, a continuación, también puede mostrar un poco de más amor por el medio ambiente, comprando de forma sustentable para tener un Día de San Valentín Ecológico. He aquí algunas ideas:

– Tarjetas de papel reciclado o puedes hacerlas tú mismo.

– Considera la posibilidad de enviar una tarjeta electrónica.

– Chocolate orgánico o de comercio justo.

– Flores cultivadas localmente u orgánicas.

– Haz una donación a una organización del medio ambiente en nombre de la persona.

– Si quieres regalar joyas, considera la posibilidad de la joyería de segunda mano o la compra joyerías que están certificados para compra de componentes de metales preciosos y piedras preciosas de una manera ecológica y socialmente responsable. O considera algo realmente fuera de lo común como un anillo de madera sustentable – se ven increíbles.

– Comprar a la persona un certificado de regalo para terapias holísticas por ejemplo un masaje.

– Organiza una cena en un restaurante local que se especialice en alimentos orgánicos o cultivados localmente. La comida local reduce el recorrido de los alimentos.

– Tal vez haz tu mismo la cena con ingredientes cultivados localmente, acompañada por un vino ecológico. Usa velas de soya para poner un ambiente romántico.

– Reserva un retiro en una reserva natural, parque o área natural.

– Da perfumes y fragancias naturales.

 

Vía: Blog Verde.

Anatomía de un Ecoladrillo

Anatomía de un Ecoladrillo

Cada año se consumen en el mundo 100 millones de toneladas de plástico, de los cuales el 75% se convierten en basura luego de su uso. De estos, el 95% no son reciclables, pero sí reutilizables.

El Ecoladrillo, es una botella de PET rellena a presión con residuos limpios y secos, no reciclables y no peligrosos que funje como ladrillo y funciona como aislante térmico, debido a su bajo peso. Puede reemplazar materiales de construcción altamente contaminantes.

Cómo hacer un Ecoladrillo:

Sólo necesitas una botella de plástico y rellenarla con todo tipo de plásticos y envolturas de aluminio, lo más limpios y secos posibles.

Paso 1: Quítale la etiqueta, lava y seca muy bien tu botella de PET.

Paso 2: Introduce en la botella sólo residuos no reciclables y no peligrosos, asegurándote que estén limpios y secos. Nunca utilices residuos orgánicos ni pilas.

Paso 3: Comprime bien el material con una vara, un martillo de madera o cuchara de palo evitando dejar espacios de aire entre los residuos.

Paso 4: Una vez llena y con el material en su interior bien compactado, tapa la botella. Para asegurarte que está bien hecho, intenta apretarlo, si la botella se deforma, aún puedes introducir más residuos en su interior. El ecoladrillo debe quedar durísimo, si es necesario, pide ayuda.

Qué puede contener un Ecoladrillo:

Residuos de plásticos, papel de aluminio y papeles altamente plastificados como:

Envolturas de spagueti u otras pastas.

Envoltura de arroz.

Envoltura de chocolates.

Tapas de yoghurt.

Bolsas de plástico.

Envases de Yakult.

Empaques tetrapack.

Bolsas de frituras.

Paquetitos de mermeladas.

*En el caso de tener envases de plástico duro, se puede picar con tijeras para que entren fácilmente. No introduzcas residuos como el papel y las latas.

 

anatomía de un ecoladrillo

Si no estás juntando ecoladrillos para algún proyecto propio, busca en la zona donde vives si se está haciendo algún proyecto y apóyalos.

FUENTES:

http://ecoladrillos.org

http://ecoladrillouc.blogspot.mx/p/ecoladrillo.html http://miradaverde.wordpress.com/2012/09/10/ecoladrillos/ http://debonitas.com/en-debonitas-com-te-mostramos-como-hacer-ecoladrillo/

http://www.dondereciclo.org.ar/blog/ecoladrillos-una-nueva-opcion-para-reutilizar-residuos-plasticos/

Factores de Contaminación del Aire y Acciones para Evitarla

Factores de Contaminación del Aire y Acciones para Evitarla

 

 

El aire es una de las necesidades básicas de la vida sobre la Tierra. La degradación del mismo es un problema en las grandes ciudades industrializadas y que conllevan repercusiones en la salud de la humanidad y en los ecosistemas.

Debemos tomar conciencia que la contaminación del aire que respiramos ya no es un problema ajeno a nuestra vida. Por lo tanto debemos comprometernos a tomar las medidas necesarias, empezando en nuestras casas, hasta en toda la comunidad para poder revertir esta situación.

 

Infografía Contaminación del aire

34 Ideas y proyectos de reutilización de objetos

¿Por qué tirar algo cuando se puede reutilizar? Y mejor aún, mejorar y hacer algo completamente diferente. Aquí te presentamos algunas ideas creativas que se pueden realizar en casa con objetos que cualquier persona podría tirar a la basura cuando deja de “funcionar”.

creative-upcycle-ideas-projects-1

 

creative-upcycle-ideas-projects-2

creative-upcycle-ideas-projects-3

creative-upcycle-ideas-projects-4

creative-upcycle-ideas-projects-5

creative-upcycle-ideas-projects-6

creative-upcycle-ideas-projects-7

creative-upcycle-ideas-projects-8

creative-upcycle-ideas-projects-9

creative-upcycle-ideas-projects-10

creative-upcycle-ideas-projects-11

creative-upcycle-ideas-projects-12

creative-upcycle-ideas-projects-13

creative-upcycle-ideas-projects-14

creative-upcycle-ideas-projects-15

creative-upcycle-ideas-projects-16

creative-upcycle-ideas-projects-17

creative-upcycle-ideas-projects-18

creative-upcycle-ideas-projects-19

creative-upcycle-ideas-projects-20

creative-upcycle-ideas-projects-21

creative-upcycle-ideas-projects-22

creative-upcycle-ideas-projects-23

creative-upcycle-ideas-projects-24

creative-upcycle-ideas-projects-25

creative-upcycle-ideas-projects-26

creative-upcycle-ideas-projects-27

creative-upcycle-ideas-projects-28

creative-upcycle-ideas-projects-29

creative-upcycle-ideas-projects-30

creative-upcycle-ideas-projects-31

creative-upcycle-ideas-projects-32

creative-upcycle-ideas-projects-33

creative-upcycle-ideas-projects-34

 

Fuente: Snappy Pixels

Cómo ser ecológico con tu mascota

Cómo ser ecológico con tu mascota

Cuidar el medio ambiente es una tarea que se refleja en muchas de las actividades que realizamos diariamente. Al igual que reciclamos nuestros desechos o cerramos los grifos para no consumir agua innecesariamente, cuidar de nuestra mascota también puede hacerse de manera ecológica.

Con muy pocos cambios y un poco de esfuerzo, podemos llevar un estilo de vida ecológico con nosotros mismos y nuestros pequeños. Aquí les dejamos algunas ideas para mejorar los hábitos con su mascota y respetar el medio ambiente.

ecologia_paz_prenda_mascota-rcb311dfe17074eb09e786fc381ee88db_v9w7f_8byvr_324

 

Reducción

Para llevar a cabo un estilo de vida ecológico es fundamental tener en cuenta el verbo reducir.  Podemos hacerlo en el uso de toallitas, bolsas, excesos en la dieta… y no sólo a nivel material. También podemos reducir riesgos en cuanto a enfermedades y posibles riesgos futuros llevando las visitas del veterinario al día y cuidado la salud de nuestra mascota.

reduccion

Reciclaje

Esta palabra es fundamental cuando se habla de ecología. Pueden utilizar bolsas biodegradables para recoger los excrementos de su mascota o arena que no daña el medio ambiente, entre otras cosas. Les aconsejamos comprar productos biodegradables que provengan del reciclaje y por supuesto, reciclar los productos que tengan para sus animales domésticos.

También se valora mucho la reutilización, por ejemplo de juguetes. Les aconsejamos reciclar juguetes de sus hijos o crearlos ustedes mismos. Verán  cómo su perro o gato estará muy contento.

reciclaje

Adopción

Tener una mascota en casa y que no esté en la calle reduce los efectos negativos en el medio ambiente. Ya no sólo por su felicidad y mejores cuidados y asistencia, sino que la adopción también ayuda a mejorar el medio ambiente porque no quedan excrementos en las aceras; los perros y gatos destruyen bolsas y artículos dañinos de los contenedores, etc. La adopción es un acto generoso y solidario que sólo aporta beneficios y el cuidado del medio ambiente es uno más.

adopcion

Donación

Son muchos los artículos que ya no usamos porque nuestra mascota se ha cansado de ellos, porque ya no los necesita, porque los hemos sustituido por otros nuevos, etc. La cuestión es que no debemos deshacernos de estos objetos ya que para otras personas podrían ser de mucha utilidad.

En este sentido, pueden donar artículos (por ejemplo un arnés de cuando era cachorro) a asociaciones de protección de animales o refugios, por ejemplo.

donacion

Con pequeños actos podemos ayudar mucho a nuestro planeta.

Fuente: La Red Verde