Cómo enseñarles a los niños a cuidar el planeta

Cómo enseñarles a los niños a cuidar el planeta

NIÑO

Aprovechando que se acerca el Día del Niño, podemos enseñar a los niños que la buena salud de la Tierra depende mucho de nuestras actitudes frente al medio ambiente. Es necesario que los niños adquieran hábitos positivos en lo que se refiere a la naturaleza, como por ejemplo:

– No ensuciar ni contaminar los ríos, lagos, embalses, campos, montañas,… No echar basura al suelo.

– Utilizar el agua con moderación, tanto en la hora del baño, o de lavar las manos, etc.

– No hacer daño a los árboles, ni a los animales. Es necesario respetar el bien común.

– Reciclar y reutilizar lo que ya no nos sirve, en lugar de desechar. Los niños pueden transformar un simple tarro o envase de algún producto, en un juguete, etc. Debemos enseñar a los niños la importancia de reciclar.

– Tener respeto y contacto con la naturaleza, para conocer sus cualidades.

– Plantar, sembrar, irrigar y cuidar de la tierra, ni que sea en un huerto casero.

– Visitar bosques, granjas, jardines botánicos…

– Ver, siempre que sea posible, vídeos sobre la vida en los mares, montañas, etc. Es imprescindible que los niños aprendan, de una forma natural y divertida, el valor que tiene el agua, la tierra, el aire…

Como profesores y padres, ejercemos un importante papel en este sentido. Debemos, sobretodo, dar ejemplos. Los niños nos imitan en lo bueno y en lo malo. Jamás hay que “bajar la guardia”en este sentido.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Vía: Guía Infantil.

Cómo calcular tu Huella Ecológica

Cómo calcular tu Huella Ecológica

divisionhuella

De la misma forma que al caminar dejamos nuestra huella, nuestro modo de vida deja una huella ecológica, es decir, provoca un impacto ambiental determinado.

En la actualidad nadie pone en duda la responsabilidad del hombre en la contaminación del planeta y en el agotamiento constante y progresivo de los recursos naturales. Puesto que urgen soluciones que ofrezcan un poco de luz a tan oscuro problema, es necesario crear una conciencia ecológica individual que nos haga adoptar acciones sostenibles en nuestra vida cotidiana.

La huella ecológica es una medida indicadora de la demanda humana que se hace de los ecosistemas del planeta poniéndola en relación con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos. Representa «el área de aire o agua ecológicamente productivos (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) necesarios para generar los recursos necesarios y además para asimilar los residuos producidos por cada población determinada de acuerdo a su modo de vida en específico, de forma indefinida».

El objetivo fundamental de calcular las huellas ecológicas consiste en evaluar el impacto sobre el planeta de un determinado modo o forma de vida y compararlo con la biocapacidad del planeta. Consecuentemente es un indicador clave para la sostenibilidad.

La ventaja de medir la huella ecológica para entender la apropiación humana está en aprovechar la habilidad para hacer comparaciones. Es posible comparar, por ejemplo, las emisiones producidas al transportar un bien en particular con la energía requerida para el producto sobre la misma escala (hectáreas).

El cálculo de la huella ecológica es complejo, y en algunos casos son imposibles, lo que constituye su principal limitación como indicador; en cualquier caso, existen diversos métodos de estimación a partir del análisis de los recursos que una persona consume y de los residuos que produce.

Clemente Álvarez de Ecolab ha escrito una maravillosa entrada explicándonos paso a paso cómo se calcula la huella ecológica.

Aquí un extracto:

La huella ecológica se suele medir en hectáreas globales (hag) por habitante y año. Es una estimación de la superficie que se necesita para producir los recursos consumidos: la superficie de campos para cultivar los alimentos y la fibra para ropa, la de los pastos para el ganado, la del mar para sostener las capturas de pesca, la de bosque para producir la madera y pulpa, o la utilizada para construir encima ciudades, carreteras o cualquier infraestructura. No tiene en cuenta el uso de agua u otros impactos generados por el consumo (como la contaminación o la pérdida de biodiversidad).

De forma muy simplificada, esta particularidad de la huella ecológica obliga a realizar un balance de las importaciones y exportaciones de los diferentes productos y traducirlo en CO2 (una medición estimativa, pues no se tiene en cuenta que en cada país del que se importan productos se usa un tipo de energía con diferentes emisiones de CO2). De esta forma, se obtiene una determinada superficie forestal necesaria para compensar todas las emisiones de CO2, que hay que añadir al resto de espacio productivo usado en el territorio para extraer la madera, los cereales, el pescado, la leche, la ropa…

[…]

El resultado final de la huella ecológica es una cantidad de hectáreas globales por habitante y año. Claro que no es lo mismo una hectárea de bosque, una de árboles para compensar CO2, una de pastos o una de ciudad. Lo que se hace es ponderar cada tipo de superficie a través de un factor de equivalencia(1) y la suma se expresa en hectáreas globales. Como detalla Calvo, en realidad la hectárea global no existe en ningún sitio, pues representa la productividad biológica media en el planeta.

HUELLA ECOLOGICA

 

Vía Diario Ecología

¿Por qué son importantes los árboles?

¿Por qué son importantes los árboles?

Hemos hecho énfasis en la importancia de la reforestación en México y para el planeta, así como los beneficios de plantar árboles en la ciudad.

En este caso vamos a puntualizar las ventajas e importancia sobre 1 millón de árboles, así podrás advertir de manera más integral los datos que debes aprender. Un millón de árboles.- 

  • Proporcionan el oxígeno necesario para más de 4 millones diariamente.
  • Absorben 38.000 toneladas métricas de dióxido de carbono en los primeros 10 años, ayudando de manera activa a mejorar la calidad del aire que respiramos y como una gran herramienta para la preservación del medio ambiente.
  • Limpian de la atmósfera la cantidad suficiente al impacto causado por 8.000 vehículos cada año.
Las secoyas de California son los organismos vivientes más altos.-
  • Un millón de árboles pueden absorber 9.122.842 metros cúbicos de agua de escorrentía, colaborando en la mitigación de inundaciones y favoreciendo con la humedad al desarrollo de vegetación.
  • Áreas urbanas con más vegetación tienen índices criminales menores y mejores resultados de la población educativa. Los costos inmobiliarios pueden incrementarse hasta en 10%.
  • Sirven de hábitat para un amplio abanico de fauna y flora.
  • La recuperación de la inversión es alta. Los árboles generan cerca a 5 $US en beneficios por cada dólar que se invierte en la siembra y cuidado en las áreas urbanas.
  • Un árbol maduro remueve 70 veces más contaminantes que uno joven. ¿Te das cuenta lo que sucede cuando simplemente se cortan como si nada pasaría?
  • La vida media de un árbol urbano en EE. UU es de 8 años. Lastimosamente menor en nuestras latitudes.
  • Miles de millones de personas dependen de la salud de las cuencas hidrográficas con árboles en plena armonía. Ahí se originan cantidades increíbles de agua que la población mundial, cada vez mayor requiere.
El árbol Sri Maha Bodhil (Ficus religiosa) venerado en el hinduismo.-
  • Como para la cultura occidental, por Navidad, en varios lugares de Asia, los árboles son venerados. Por ejemplo el árbol “Sri Maha Bodhil» es uno de los ejemplares más longevos registrados. Se calcula una edad de 288 A.C. y se halla en un templo en Sri Lanka. Representa la felicidad y la buena vida; la armonía.
  • Existen más de 23.000 especies de árboles en el planeta. ¿Sabemos los beneficios para la elaboración de nuevos fármacos que tienen? ¿Cura contra el cáncer?…¿o simplemente no es motivo de preocupación?
  • Un árbol puede absorber la contaminación que un automóvil produce andando 41.000 kilómetros.

Vía: Natura MedioAmbiental

5 Aplicaciones ecológicas para usuarios de Android

5 Aplicaciones ecológicas para usuarios de Android

imagesMY1X1651

Si dispones de un smartphone con sistema Android cuentas con una infinidad de aplicaciones para facilitar tu vida. Entre ellas, el mercado ofrece muchas app pensadas exclusivamente en ayudarnos a ser más ecológicos, alimentar nuestra consciencia ecológica,  reducir nuestra huella ambiental y cuidar mejor el medio ambiente.

Si estás buscando alguna aplicación “verde” para tu Android, aquí te dejamos con 5 sugerencias muy interesantes:

1.-Go Green: esta aplicación gratuita ofrece un tip ecológico o un buen consejo para cuidar el medio ambiente cada vez que es accionado. El objetivo es que el usuario realmente aplique los consejos recibidos ayudando a preservar y mantener el medio ambiente, además de compartir seus nuevos conocimientos con las personas cercanas.

2.-Green Tips: también ofrece interesantes consejos de cómo tener una vida más ecológica. Podrás conocer, dentro del contexto ecologismo, informaciones sobre transporte, residuos, salud, alteraciones climáticas, productos químicos, agua, recursos materiales, etc. Para exhibir los consejos basta sacudir tu teléfono. Podrás también compartir el consejo que más te guste a través de redes sociales.

3.-Eco Charger: la aplicación emite un ruido cuando tu batería fue cargada correctamente. Así te acordarás de desenchufar el cargador evitando el consumo innecesario de energía. La app también notifica sobre el supe calentamiento de la batería o alta voltaje.

4.-Eco Buzz Widget: te informa sobre los cambios climáticos, actualizaciones sobre cambios ambientales y te cuenta como tener un estilo de vida más ecológico. La app aparece como un widget en tu pantalla inicial exhibiendo informaciones ecológicas como si fuese una noticia.

5.-My Recycle List: con esta app podrás localizar las estaciones de reciclado para los diferentes ítems como vidrio, papel, metal, etc. Basta introducir el código postal y informar el objeto que deseas descartar. La app enviará un mensaje con el nombre de la estación de reciclaje más cercana y un link de Google Maps para facilitar la localización.

My-Recycle-List-2

Vía: Ecologismo

El impacto de la cantidad de alimentos desperdiciados en el mundo

El mundo cada año desperdicia el equivalente a la extensión de China o Mongolia en alimentos y esto afecta terriblemente al planeta. Te ofrecemos algunos consejos para ayudar a reducir el impacto.

food waste composting

El mundo desperdicia un tercio de lo que produce (¡un tercio!), o, lo que es lo mismo, 1.4 billones de toneladas al año. Y lo que lo hace peor es que desperdiciamos mucha energía, agua y tierra al mismo tiempo.

Food Wastage Footprint: Impacts on Natural Resources [La huella del desperdicio: impactos en recursos naturales] es el primer estudio en analizar los impactos del desperdicio global de comida desde una perspectiva medioambiental, mirando específicamente sus consecuencias para el clima, el agua, el uso de tierra y la biodiversidad.

Principales resultados del estudio:

Cada año, los alimentos que son producidos pero no ingeridos engullen un volumen de agua equivalente al flujo anual del río Volga, en Rusia, y es responsable de añadir 3.3 billones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera del planeta. Además de esto, las consecuencias económicas ascienden a $750 billones de dólares al año.

La mayoría del desperdicio ocurre durante la producción, la cosecha y el almacenamiento de alimentos, pero el desperdicio de pequeñas empresas y del consumidor son más altas en países más ricos.

El director de FAO, José Graziano da Silva apuntó: “Todos nosotros –agricultores y pescadores, procesadores de alimentos y supermercados, gobiernos locales y nacionales, consumidores individuales—tenemos que hacer cambios en cada eslabón de la cadena alimenticia humana para prevenir que el desperdicio de comida suceda, en primer lugar, y re-usarla o reciclarla cuando no podamos”.

fooddump-dfe026805af98cff173370b295e429b275a5c632-s6-c30

Reducir y prevenir:

  • Una de las acciones más importantes para evitar tanto desperdicio es desarrollar mejores métodos de cosecha, almacenamiento, proceso, transporte y venta.
  • Los sectores públicos y privados necesitan incrementar las inversiones que se dediquen a mejora estas fallas.
  • Nuevas tecnologías pueden ayudar también. En Filipinas, las bolsas mejoradas para guardar el arroz han ayudado a reducir pérdidas en un 15 por ciento. El África, secadores solares para extender el tiempo de almacenamiento de frutas y tubérculos está funcionando para reducir pérdidas después de la cosecha.
  • Apoyar a agricultores por medio de cooperativas o asociaciones profesionales pueden realmente ayudar a reducir el desperdicio.
  • Tanto negocios como hogares necesitan implementar un mejor monitoreo para saber exactamente cuánto se desperdicia y en dónde.
  • Mejor comunicación entre todos los participantes de la cadena de abastecimiento es crucial. En particular entre proveedores y establecimientos para empatar la demanda y la venta.
  • El empaquetamiento reducido o mejorado también juega un papel importante en esto. Los paquetes excesivos (que son casi todos) no son sustentables.
  • Mejores hábitos de consumo. Cuando estés en un restaurante pide porciones más pequeñas o llévate las sobras a casa. No desperdicies nada en el plato. Y al igual, cuando hagas tus compras, compra sólo lo que estás seguro que vas a comer, no compres de más; mejor, si te hace falta algo, vuelve a la tienda por él.
  • Cuando no es posible la digestión de productos, la mejor manera de desechar las sobras en haciendo una composta y utilizarla para tus plantas. No quemes comida, los gases emitidos son altamente peligrosos para el planeta.

Incluimos un video realizado por la ONU, que explica en términos didácticos la emergencia ante el desperdicio desmedido de comida (en inglés).

[Unep.org]

Vía: Ecoosfera

20 Consejos Verdes para PyMEs y Pequeños Negocios

convenio-disenando-un-planeta-sustentable-con-la-activa-participacion-de-los-jovenes

La sostenibilidad y el cuidado por el Medio Ambiente es un tema que cada vez está más presente dentro de la filosofía de las empresas. La puesta en marcha de pequeños consejos como los que ha facilitado Randall Davidson, jefe de proyecto de una empresa de transcripciones sostenible, en GreenBiz, pueden reducir considerablemente el impacto de tu actividad sobre el Medio Ambiente.

1. Imprime todo el material de marketing en papel reciclado: tanto si vas a mandar flyers, panfletos u otros, asegúrate que sea en papel reciclado.

2. Celebrar tus reuniones a través de Internet: desde los propios colegas a los proveedores externos, trata de mantener tantas reuniones como sea posible a través de Internet. Para ello, Davidson recomienda el uso de herramientas como Skype, TokBox y otras tecnologías de videoconferencia gratuita.

3. Envia emails en lugar de hojas informativas en papel. No sólo ahorrarás dinero al cambiar a un servicio de marketing por correo electrónico, también harás mucho menos daño al Medio Ambiente. Incluso desde el punto de vista empresarial, el marketing de correo electrónico ofrece grandes oportunidades que no ofrecen los folletos impresos. Por ejemplo, los servicios de marketing por correo electrónico pueden medir los mails que se han abierto o los enlaces en los que el usuario ha hecho clic.

4. Si vas a utilizar folletos de papel, indica claramente que son reciclables: aunque pueda ser obvio para algunos, nunca está de mal recordarlo.

5. Compra material a nivel local: esto reducirá al mínimo los gastos de envío para tu negocio y minimizas el daño al medio ambiente.

6. Utiliza materiales con sellos que certifiquen su sostenibilidad.

7. Haz ventas online: existen todavía muchas pequeñas empresas que no venden sus productos online y esto puede ser muy eficaz para hacer llegar tus productos y cuidar al medio ambiente, ya los clientes no necesitan acudir físicamente a tu tienda.

8. Compra productos que promuevan hábitos sostenibles: por ejemplo, las botellas reutilizables.

9. Visita páginas de “ecomercio”, como The Green Office, que permite comprar productos de oficina verdes certificados.

10. Usa sobres reutilizables o reciclables en tu próxima campaña directa de mailing.

11. Utiliza transporte eficiente, que utilice la energía de forma responsable.

12. Adquiere productos que tengan certificación de sostenibilidad.

13. Incentiva a tus consumidores para que actúen “en verde”: promover acciones sostenibles es una buena opción.

14. Promueve la sostenibilidad dentro de tu negocio: por ejemplo, en pedir a tus clientes que traigan sus propias bolsas reutilizables.

15. Utiliza papel triturado para enviar tus productos. Cuando debas enviar materiales delicados utiliza tiras de papel triturado.

16. Imprime sólo si es absolutamente necesario.

17. Pon tu página web en directorios “verdes”: de este modo podrás contactar con consumidores con una conciencia sostenible y aumentará tu notoriedad como empresa.

18. Intenta que tus clientes satisfechos opinen en plataformas online: Esta estrategia no tiene ningún coste, ni es dañina para el medio ambiente.

19. Posee una lista de envíos propia: permite que tus clientes elijan si estar o no en tu listado de correos y cuándo quieren recibirlos.

20. Contrarresta los efectos negativos de tus desplazamientos: cada vez que viajamos lanzamos gases invernaderos dañinos para la atmósfera; contrarréstalos actuando en iniciativas para plantar árboles y conservar nuestros bosques.

Vía: Diario Ecología

Beneficios de comprar a granel

granel1

Comprar a granel brinda muchos beneficios al medio ambiente, desde el ahorro de residuos sólidos en empaques, hasta el control del tamaño de las porciones. Además se reduce dramáticamente la huella de carbono de los alimentos, en tanto los productos a granel requieren mucho menos transportación antes de llegar a la tienda de comestibles o al supermercado.

Según un estudio realizado por consejo “Bulk is Green” (BIG) en colaboración con la Universidad Estatal de Portland, si cada consumidor americano optara por las compras a granel, se ahorrarían más de 26 millones de libras de residuos  sólidos en los rellenos sanitarios provenientes de los envases, en tan sólo un mes.

También el estudio de BIG arrojó que si el consumidor promedio comprara todas las almendras a granel para un mes, se ahorrarían 6 millones de libras de desecho en los rellenos sanitarios, mientras que la avena ahorraría 5 veces el equivalente a su empaque como residuo sólido.

Además de salvar el medio ambiente, el estudio arrojó que los alimentos comprados a granel cuestan un 89% menos que adquiridos en sus envases.

¿Cómo almacenar tus alimentos a granel?

Lo ideal siempre es en envases de plástico o metal, en sitios obscuros y fríos en tu alacena. Puedes optar por:

  • Envases de vidrios reutilizables.
  • Contenedores de acero inoxidable
  • Contenedores de plástico libres de BPA o Bisfenol A (Sustancia tóxica presente en algunos elementos de plástico).
  • Envases viejos de galletas.

Vía: Earth 911