ENERGÍA LIMPIA

Imagen

¨… y sin embargo, se mueve¨ la frase más recordada de Galileo Galilei cuando en 1633, estaba convencido que el planeta Tierra giraba alrededor del sol.

El Sol es la fuente de energía primaria de la Tierra cuya transformación por todos los organismos vivientes da lugar a toda una cadena que alimenta el ciclo de la vida del Planeta. En ese proceso se almacenan recursos de distintas formas (leña, lluvia, petróleo, etc) que la humanidad ha aprendido a usar para sustentar su desarrollo económico.

El petróleo ha sido el motor de las economías en durante 150 años, sin embargo, como cualquier recurso no renovable, es limitado y su consumo ya llegó al límite.  Saber que puede producirse energía a partir de los rayos solares cambia la historia de la civilización humana y las transformaciones constantes que hace al planeta.

Igual que la energía solar se aprovecha de muy diversas formas por todos los residentes de la Tierra, el ser humano ha desarrollado distintos ingenios para convertir la radiación solar en algún tipo de recurso necesario.

Energía solar

La radiación solar es también una mezcla en la que hay dos componentes que apreciamos a simple vista. La luz del día y el calor que sentimos cuando nos ponemos directamente al Sol. Otros componentes no son tan fáciles de distinguir pero también se utilizan. Las lámparas de rayos UVA que se utilizan para broncearse imitan uno de los componentes de los rayos solares. El que nos pone morenos.

Al igual que nadie usa las bombillas para calentar la casa o las lámparas de rayos UVA para iluminar las casas, los equipos que hemos desarrollado para aprovechar el sol, sirven solo cuando utilizan la parte de la radiación solar con la que funcionan bien.

Si es una sorpresa ver la cantidad de posibilidades que existen para aprovechar las energías renovables, aún es mayor descubrir todo lo que podemos hacer convirtiendo la radiación solar.

> Electricidad

La forma más directa de transforma la radiación solar en electricidad es a través de las llamadas células fotovoltaicas. Gracias a un sofisticado proceso de elaboración la arena de la playa (silicio) se convierte en una célula solar que se comporta como si fuese una pila de las que usamos normalmente. Siempre que le dé el sol, generará una pequeña cantidad de electricidad en forma de corriente continua. Al igual que en los aparatos tenemos que poner varias pilas para conseguir la energía necesaria, los paneles usan muchas células solares para forma un panel fotovoltaico que suele producir el mismo tipo de energía que la de las baterías de los coches.

A diferencia de las pilas y las baterías, los paneles fotovoltaicos no se agotan nunca, no hay que cambiarlos ni hay que rellenarlos con ningún líquido. Mientras les dé el sol, producirán electricidad de por vida.

> Producción de agua caliente

La mayoría del agua caliente que se usa en las casas se podría producir gracias al Sol. El equipo que lo consigue se llama captador solar y lo conocemos todos con el nombre común de colector solar. No es más que una chapa de metal de color negro dentro de una caja aislada por todos los lados menos por el que se pone mirando al Sol que es de cristal.

Siempre que le dé el Sol, esa chapa se pondrá muy caliente y si hacemos pasar agua en contacto con la chapa, el agua se calentará. Como el agua la calentamos dentro del colector pero la tenemos que usar en el baño, tenemos que poner algún sistema que nos mueva el agua y, además, que la almacene ya que solo se calienta cuando hay sol pero se puede usar de día o de noche. Los colectores llevan un depósito de acumulación de agua y algún sistema que mueve el agua desde el colector hasta el depósito. Cuando nosotros nos duchamos, sacamos el agua caliente que se ha ido almacenando en ese depósito y no necesitamos usar ningún otro tipo de energía más que para compensar los días que no haya Sol.

> Calefacción en viviendas

Se dice que un sistema de calefacción es activo cuando usa equipos como colectores solares para recoger la energía solar que llega al tejado de la casa y bombas o ventiladores para traspasar ese calor al interior de la casa. La calefacción usa el mismo tipo de colector solar que el del agua caliente, sólo que en más cantidad. Los colectores hacen las veces de la caldera de la calefacción que calienta el agua que pasa por los radiadores.

En el caso de la calefacción solar, los radiadores tienen que elegirse para que funcionen correctamente con el nivel de temperatura que consiguen los paneles solares. Los sistemas de calefacción que mejor se llevan con el agua caliente de los paneles solares son los de aire o los de suelo radiante. Los primeros son muy parecidos a la calefacción de los coches y los segundos son diseños modernos que convierten el suelo de toda la casa en un gran radiador de calor que a diferencia de los tradicionales de la pared, se pone a muy poca temperatura.

> Producción de vapor

Evaporar agua sólo se consigue aportando mucha energía y los únicos sistemas solares que lo consiguen son los llamados colectores de concentración. Aunque se construyan de diversas formas, todos utilizan la misma idea de la lupa. La radiación solar que llega a la lupa se concentra en un punto pequeño que es donde alcanza tanta temperatura como para quemar un papel. En vez de cristales trasparentes, los colectores de concentración usan espejos y consiguen concentrar en un punto pequeño tanta energía como para que se pueda calentar agua u otro fluido por encima de los 100 oC. Mientras los colectores solares normales están fijos, estos tienen que estar siguiendo al sol pero a cambio de esta complicación, consiguen producir vapor para muchas de las aplicaciones industriales e incluso para generar electricidad como lo hacen las centrales solares.

> Aprovechamiento solar pasivo

Se conocen con el nombre de sistemas solares pasivos a aquellos diseños de viviendas que aprovechan los recursos naturales del sol y de el viento y las características de los materiales con los que se construyen las viviendas, para generar una gran parte de las necesidades de calefacción y refrigeración.

Los diseños pasivos usan las fuentes y los sumideros naturales de energía que rodean al edificio para abastecerse de lo que necesitan y deshacerse de la energía que les sobra para mantener el confort.

En los sistemas pasivos, los elementos que recogen, almacenan, transfieren y disipan calor, están integrados en los elementos arquitectónicos tales como paredes y techos. Un muro puede hacer las veces de colector y almacén de calor, a la vez que servir de cierre de un determinado espacio.

Los sistemas solares pasivos consideran las ventanas como colectores solares naturales que van a dejar pasar al interior de la casa toda la energía solar que necesite para calentarse. También las usan para garantizar la ventilación natural con la que refrescar la vivienda en las noches del verano y para controlar que el sol y el viento jueguen a favor del confort del edificio, aprovechan la vegetación.

Las ventajas de los sistemas solares pasivos se basan en la sencillez de las ideas y en que no hay mecanismos que requieran mantenimiento y consuman energía. Para que funcionen bien, hay que aplicarlos en el mismo momento en que se diseña la vivienda.

Por ejemplo, se tiene que distribuir la casa de forma que en las zonas mas confortables se ubiquen las habitaciones de mas uso y se tiene que disponer el aislamiento en los sitios que mas lo necesiten. Las paredes que den al norte para controlar las pérdidas de calor en invierno y los tejados y las paredes que miran al oeste para que no nos entre calor indeseado en verano.

Por último, los sistemas solares pasivos tienen que tener en cuenta los colores de las fachadas y de los tejados como manera fácil de ayudar a recoger o a expulsar la energía según nos convenga o no.

> Iluminación natural

A veces no prestamos atención a esta posibilidad por que estamos tan acostumbrados a ver la luz que no la consideramos como una fuente de energía. Pero cuando falla, el día está oscuro o estamos en una habitación que no le llega bien la luz solar, tenemos que utilizar electricidad. Si nos imaginamos que todas las veces que estamos en alguna habitación con luz del sol en vez de luz solar necesitásemos luz eléctrica, podremos entender la cantidad tan enorme de energía gratuita que nos llega del Sol y que aprovechamos de forma inmediata para vivir más confortablemente.

Existen otros tipos de fuentes de energía:

>Biomasa 

Se trata de aquella energía que somos capaces de extraer tanto de las plantas como del resto de la materia orgánica. Además de la leña, las plantas nos proporcionan combustible muy parecido al gasoil que podemos utilizar en los coches (biodiesel), alcohol que también sirve como combustible (bioalcohol) y gas que se quema tanto en las calderas de calefacción como en las que producen electricidad (biogas). Considerando todas las formas de uso de la biomasa, es la fuente de energía que más se consume en el mundo después del petróleo y es una esperanza para conseguir un combustible alternativo y ecológico a la gasolina para nuestros coches.

>Energía minihidráulica

La conversión de la energía que posee el agua que circula por ríos o canales y que se aprovecha a base de instalar una turbina directamente en el cauce, se conoce como conversión minihidráulica y se diferencia de la hidráulica en cuanto a que no necesita embalses. Son instalaciones pequeñas que no afectan a la ecología del río y pueden estar instaladas en lugares tradicionales como los molinos de agua.

>Energía eólica

El viento lo genera el Sol al calentar unas zonas más que otras. El aire que está en contacto con los sitios que se ha calentado más tiende a subir y esa especie de vacío que se crea, se llena con el aire que está más próximo que se mueve horizontalmente creando el viento. Desde hace más de dos mil años el hombre ha sabido utilizar la fuerza del viento para mover los barcos y moler el grano o bombear agua en los molinos de viento. En la actualidad, los molinos de viento son capaces de producir electricidad de forma directa y en aquellos lugares donde hay mucho viento, estos molinos representan la forma más eficaz, barata y ecológica de producir grandes cantidades de electricidad: son los parques eólicos.

Fuente: solarízate.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s