4 Pasos para empezar un huerto casero con los niños

4 Pasos para empezar un huerto casero con los niños

Para infundir en los pequeños ese amor por la naturaleza, la conciencia y el cuidado al medio ambiente, es importante involucrarlos desde una edad en la que están despiertos, curiosos e inquietos por descubrir lo que les rodea. Empezar con un huerto en casa es una medida ecológica infalible para heredarles un mejor futuro.

Además de ser una opción sustentable para vivir, se les enseña a cuidar la naturaleza, remover la tierra, observar el crecimiento de las plantas y sobre todo la conciencia de que están haciendo del mundo un lugar mejor para vivir.

¿Cómo hacer un huerto con los niños?

Niña cuidando de un huerto casero

Una actividad ideal, con la que los más pequeños de la casa se divertirán construyéndola y jugando con ella. No obstante, los niños siempre deberán contar con la supervisión de un adulto para el desarrollo de esta manualidad. Toda la familia podrá cultivar y tener las hortalizas y vegetales que más les gusten, dentro de casa. Para un huerto pequeño y casero, se debe tener en cuenta el tamaño de las plantas. Lo mejor es elegir las de pequeño porte, más que nada por el espacio.

Para empezar a montar un huerto casero, es necesario:

- Una caja de madera (las de fruterías o supermercados) o de mimbre.
- Plástico para forrar
- Una pequeña pala y un rastrillo
- Una regadera
- Tierra
- Semillas de hortalizas u otros vegetales (lechuga, tomate…) o de plantas aromáticas como el tomillo, albahaca, y orégano

Pasos a seguir para cultivar nuestro propio huerto:

1. Para empezar a montar el huerto, lo primero es ponerse unos guantes adecuados para el trabajo, y determinar el lugar donde se situará el huerto. Es aconsejable que sea un lugar donde reciba mucha luz solar durante algunas horas. Al comprar las semillas, hay que verificar si están certificadas porque eso es importante para una buena cosecha.

Huerto casero. Paso 1.

2. El siguiente paso es limpiar bien la caja, limar los bordes si es necesario y si es imprescindible, se puede también barnizar la caja por fuera. Hecho esto, se debe forrar el interior de la caja con el plástico (el que se usa en las obras para proteger el suelo). Utilizar grapas para fijarlo bien al fondo de la caja. Se recomiendo hacer algunos pequeños agujeros en la parte de abajo para asegurarse que el agua que sobra del riego no se acumule en las raíces y pueda pudrir la planta. Después, rellenar todo el espacio con una capa gruesa de tierra.

Huerto casero. Paso 2.

3. A continuación, con la ayuda del rastrillo hay que hacer pequeños surcos en la tierra para introducir las semillas elegidas. En los paquetes que venden suelen venir la cantidad de granos a poner e incluso, indican cuál es la mejor época para cultivarlas. Hay que respetar el calendario de siembra de cada plantita. Luego, tapar ligeramente las semillas, y regar.

Huerto casero. Paso 3.

4. El huerto en maceta o en una caja, como en cualquier otro recipiente, va a requerir mayor riego y abono que si estuviera en tierra abierta. Ahora sólo queda controlar la presencia de plagas, y esperar a que nuestro huerto nos dé alguna señal de vida y empiecen a brotar las hortalizas.

Huerto casero. Paso 4.

Vía:

Guía Infantil

10 Consejos para que los niños cuiden del Planeta Tierra

10 Consejos para que los niños cuiden del Planeta Tierra

¿Te has preguntado cómo despertar el compromiso en los niños de cuidar el medio ambiente?

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el día 5 de Junio, la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) ofrece unos consejos para los padres que tienen la preocupación y la conciencia, en la educación de los hijos, de despertarles el interés y el compromiso en cuidar del planeta Tierra y de todo el medio ambiente que nos ofrece.

10 consejos para que los padres enseñen a los niños a cuidar del planeta Tierra

El medio ambiente y los niños

1. Sensibilizar al niño con las cuestiones medioambientales respecto a la contaminación de su entorno próximo: los ruidos, los humos, los olores, la suciedad de las calles y del agua, etc. También pueden proporcionar experiencias a través de las cuales comprenda la transformación de la naturaleza por la influencia de los cambios del clima y los fenómenos naturales como la lluvia, la nieve o la sequía. La motivación para participar activamente en el cuidado, la mejora y la protección del medio ambiente le ayudará a adquirir habilidades y recursos para intervenir en la resolución de algunos problemas ambientales.

2. Familiariza al niño con las cosas naturales que hay en su entorno (plantas, pájaros, insectos, árboles, flores, etc.) describiendo las características básicas de estos.

3. Procura que el niño tome conciencia del parque como un lugar agradable para disfrutar y donde conviven plantas, animales, árboles, etc. Que valore las profesiones de las personas que se encargan de cuidar la ciudad: basureros, barrenderos, jardineros, etc., y reflexione sobre lo que ocurriría si esas profesiones no existieran.

4. Ayuda a tu hijo a conocer las plantas y las flores: sus partes externas, los cuidados que necesitan, lo que nos proporcionan, las clases y nombres, etc. Que descubra cómo nacen y crecen, que necesitan respirar y alimentarse para crecer como nosotros, etc. Planten semillas y cuiden del crecimiento de la planta comprobando la necesidad de la luz del sol y el agua para que crezca.

5. Proporciona ocasiones para que el niño se acerque al mundo animal (pájaros, perros, gatos, hormigas, caracoles, etc.), que conozca y comprenda su forma de vida y sus necesidades, aprendiendo a cuidarlos, quererlos y respetarlos.

6. Visita museos de ciencias naturales con el niño. Al llegar a casa, comenten acerca de lo que han visto, que el niño comparta sus impresiones y realice dibujos sobre lo que más le ha impresionado.

7. Revisa la programación de televisión y asistid juntos los programas que guardan relación con la Naturaleza y los fenómenos naturales (animales, plantas, volcanes, huracanes, etc.).

8. Realiza excursiones al monte, la playa y la montaña. Disfrutad juntos de todos los elementos de la Naturaleza y enséñenle a cuidarlos.

9. Fomenta su cariño hacia plantas y animales, pero alértale sobre las precauciones que debe tomar para evitar picaduras de avispas, arañas u otros animalillos. También muéstrenle los frutos de algunas plantas que no deben llevar a la boca o a los ojos. No fomenten el miedo, se trata de que conozca y ame la Naturaleza sin correr riesgos.

10. Educa al niño o la niña para la vida en sociedad, debemos reflexionar sobre el tipo de sociedad en la que va a desenvolverse. Por ello, también los mayores debemos concienciarnos de la importancia del cuidado del medio ambiente.

Elvira Sánchez Igual. Educadora infantil de AMEI
AMEI. Asociación Mundial de Educadores Infantiles.

Fuente:

http://www.guiainfantil.com